hola@telecomaster.com

Cómo evitar que tus hijos entren en páginas con contenido inapropiado

Los niños en internet

Cómo evitar que tus hijos entren en páginas con contenido inapropiado

El mundo de las pantallas ofrece muchas y nuevas posibilidades de aprendizaje, diversión, comunicación, estudios y trabajo. Las tecnologías de la información tienen hoy en día un peso tan importante en nuestra vida que llegan hasta el punto de crear dependencia, quedarse un día sin teléfono móvil puede provocar en algunas personas un verdadero ataque de pánico.

Pero al igual que en nuestro mundo real, este mundo virtual que nos ofrece internet tiene sus cosas buenas y también sus cosas malas, usuarios con buenas intenciones y usuarios con mucha maldad. Y esto es algo que tenemos que tener en cuenta cuando utilizamos internet.

Si en nuestra ciudad, por nuestra seguridad, no nos movemos por lugares donde se vende droga, hay prostitución y abundan los robos, en internet tenemos que hacer exactamente lo mismo para evitar meternos en problemas o coger vicios poco recomendables.

No es fácil, porque el acceso a una página web se hace desde un simple navegador que tenemos en nuestros móviles, tabletas u ordenadores. Y eso que tenemos la suerte de que, desde los navegadores más comunes, no podemos acceder a la internet profunda o deep web, donde el contenido violento, pornográfico y venta de todo tipo de drogas roza límites bastante desagradables.

La mejor forma de no meterse en líos es evitar entrar en este tipo de sitios web.

Los sitios más legales ponen un mensaje al entrar que indican que esta web es para mayores de 18 años y te invita a no entrar si no los tienes. Nada impide que un menor, con la suficiente curiosidad, indique que tiene más de esa edad y siga navegando. Realmente ese mensaje es una tomadura de pelo sin ningún sentido.

¿Cómo podemos evitar que nuestros hijos, o incluso los empleados de una empresa, puedan acceder a ellos?

Hay varias soluciones, la mayoría pasan por la instalación de un software en los equipos que evita que desde ellos se pueda acceder a estos contenidos. Una especie de guardián que evita que puedas entrar en determinados sitios.

Pero el problema de instalar un software en los equipos tiene sus inconvenientes. El primero de ellos es que el usuario puede hacerse con algún otro equipo que no lo tenga instalado, o que, con los conocimientos adecuados, anule dicho software, lo desinstale o consiga evitarlo.

Además de ello, corremos también el peligro de que alguien pueda acceder a nuestra wifi y ver contenidos inapropiados utilizando nuestra conexión y nuestra IP pública.

La solución que me parece más conveniente es la que nos ofrece CISCO configurando unos DNS.

La empresa CISCO a través de https://www.opendns.com/ nos ofrece otra posibilidad de evitar que los equipos conectados a nuestro router puedan acceder a páginas inapropiadas, no recomendables o peligrosas.

Para ello nos ofrecer una solución basada en los servidores DNS.

Los servidores DNS son lo que se encargan de buscar una página web cuando ponemos la dirección en el navegador. Es como una gran base de datos que asocia el dominio de una página web con su respectiva dirección IP. Gracias a los DNS podemos recordar fácilmente una web por su nombre y no por su IP, lo que sería mucho más complicado.

Pues bien, CISCO nos permite utilizar unos DNS que bloquean todas las web que ellos han considerado peligrosas o inapropiadas. Si configuramos esas DNS en nuestro router, cualquier equipo que esté conectado a él se verá restringido por estos DNS. El mensaje que le saldrá al querer entrar en una web bloqueada por estos DNS será similar a este:

Mensaje de bloqueo de una web inapropiada

Gracias a configurar el router con estos DNS ningún equipo conectado a él, incluso si nuestro vecino consigue conectarse a nuestra wifi, podrá navegar por páginas de contenido inapropiado. De esta forma no dependemos de la configuración independiente de cada equipo, ni de la instalación de ningún software en ellos.

Los DNS que nos ofrece CISCO a través de OPENDNS de forma gratuita (tiene planes de pago que nos permiten personalizar la configuración) son los siguientes:

208.67.222.123
208.67.220.123

Para configurar estos DNS en nuestro router, si no tenemos los conocimientos necesarios, pasa por hacer una llamada al servicio técnico de nuestro proveedor de internet y pedir que nos lo configuren ellos, así de fácil.

También podemos configurar esos DNS en la configuración del adaptador de red de cada dispositivo, pero corremos el riesgo de que el usuario lo termine desconfigurando. Esta solución sería acertada si una empresa deja que sus usuarios lleven los ordenadores a sus casas para teletrabajar y bloquean, como administradores, que los usuarios puedan modificar esta configuración.

En la siguiente imagen se muestra como quedaría configurado el adaptador de red con estos DNS en un ordenador con el sistema operativo Windows.

Configuración de los DNS en un adaptador de red

Espero que os sirva de ayuda y que vuestra experiencia como usuarios en internet sea mucho más segura. De todas formas, tal como hacemos en nuestro mundo real, en internet los menores no deberían andar solos por ahí. 😉

 


Marcos Alonso

Founder & IT specialist
LinkedIn