Preparar un combate supone: Un entrenamiento duro, constancia, un adversario, presión, defender tu posición, buscar el mejor momento para atacar = ¡Victoria!

El taekwondo es un deporte en el que se desarrollan virtudes y capacidades extraordinarias que después puedes emplear en tu vida personal y profesional. Quizás, como en mi caso, nunca tengas que utilizarlo como defensa personal en una situación real donde corra peligro tu vida, pero todo el aprendizaje que lleva consigo lo vas a utilizar seguro, tanto en situaciones personales como profesionales.

El taekwondo es una de las artes marciales más conocidas y deporte olímpico. De origen coreano se creó para el entrenamiento y la defensa de sus fuerzas armadas.

El taekwondo lleva consigo varias capacidades que se van adquiriendo con el tiempo y virtudes que vamos a ir desarrollando con el paso de los años.

El respeto: El respeto a tu SEY y a tus compañeros de gimnasio de mayor cinto que tú es una premisa fundamental en este deporte, eso te ayuda a respetar y aprender de los que tienen más rango que tú, y al mismo tiempo, ellos tienen el deber de ayudarte a mejorar. Y no, no se tiene en cuenta la edad de las personas sino el rango de conocimiento.

Llevado a la vida profesional te ayuda a respetar a los que tienen más cargo que tú, obedecer con honestidad sus mandatos y favorece el trabajo en equipo dando más poder de decisión a los que tienen más conocimientos.

El entrenamiento: El entrenamiento suele ser muy completo, con ejercicios de mucha exigencia física que suponen mucho esfuerzo, constancia y superación, además, trabajar la elasticidad (muy importante para realizar todos los tipos de patadas) supone soportar el dolor de los ligamentos, músculos y articulaciones llevadas al máximo de su flexibilidad para ampliar nuestro rango de ejecución.

Llevado al mundo profesional serás más constante, estarás acostumbrado al esfuerzo y a la superación, además estarás preparado para atravesar momentos difíciles y de mucha presión.

Combates: Enfrentarte a un adversario es una situación común en nuestra vida cotidiana y más aun en la vida profesional donde la competencia puede ser incluso desleal. El combate supone un adversario, soportar la presión, concentración para defender tu posición, inteligencia y audacia para buscar el mejor momento para atacar y conseguir el objetivo que no es otro que ganar el combate.

Llevado al mundo profesional y comercial, estarás acostumbrado a tener un oponente al que tienes que «ganar» para conseguir tu objetivo: tener los conocimientos necesarios, aguantar la presión, la concentración, defender tu posición o proyecto, ser inteligente y audaz para maximizar todas las posibilidades que te harán conseguir el éxito en tus relaciones profesionales.

ÚLTIMOS PREMIOS EN COMPETICIONES:

Medalla de plata: CAMPEONATO GALLEGO 2019 ABSOLUTA P8 [09/02/2019]
Medalla de oro: CAMPEONATO GALLEGO 2018 ABSOLUTA P10 [10/03/2018]