Ingeniería de Telecomunicaciones

¿Por qué ser concertista?

¿Por qué el Taekwondo?

Ingeniería Superior de Telecomunicaciones

Estudiar Ingeniería Superior de Telecomunicaciones en el año 1998, cuando se estaba produciendo el ¡Boom! de las telecomunicaciones, pero sobre todo el de Internet, fue una oportunidad única para empezar a descubrir este nuevo mundo que se ponía al alcance de nuestras manos casi desde el inicio, o por lo menos desde que las posibilidades empezaban a ser bastante interesantes. De esta forma y durante los años posteriores, mis compañeros de carrera y yo, nos fuimos empapando de todo este conocimiento y nuevas oportunidades que avanzaban imparables en un mundo apasionante.

Unos conocimientos que cogían por sorpresa a una carrera universitaria que no fue capaz de adaptarse a este nuevo mundo de internet y seguía con un plan de estudios, casi obsoleto visto desde esta nueva tecnología, enfocado más a la informática convencional desde el punto de vista del hardware y a una programación que nada tenía que ver con lenguajes de programación web y todos los avances que iban sucediéndose de forma casi imprevista como cambiante.

Desde este punto de vista no nos quedaba más remedio que estudiar por nuestra cuenta estas nuevas tecnologías, lenguajes de programación, nuevas especialidades que cambiaban a una velocidad de vértigo de un año para otro. Realmente las posibilidades que ponía a tu alcance era casi como un juego, una especie de Mycraft que te permitía crear nuevas formas de comunicación, en aquel entonces casi igual de píxeladas comparándolas con las de hoy en día.

A día de hoy, «las paradojas de internet» siguen siendo un «tema aparte» en los programas del Grado de Ingeniería de Telecomunicaciones (Extinguida ya la Ingeniería Superior de Telecomunicaciones) y por desgracia los alumnos tienen que seguir buscándose la vida si quieren dedicarse a la programación web, al marketing online, SEO, SEM, etc, porque los estudios y materias del Grado siguen enfocándose por otros derroteros.

De ahí que es fácil encontrarse programadores web, community manager y «expertos» en posicionamiento web con carreras como ingenierías industriales, periodismo, diplomados en enfermería que por interés y hobby empezaron en este mundo. Esto es un error porque la programación y el posicionamiento bien hechos requieren tener unos conocimientos informáticos bastante altos que este tipo de perfiles no tienen, es como ir a un masajista o a un fisioterapeuta, el primero no es más que un curso de dos o tres meses y el segundo una carrera universitaria. Casi todo el trabajo que hace en posicionamiento se basan en plugins que todo el mundo utiliza y por lo tanto todas las web de cara a los buscadores son prácticamente iguales y siguen sin posicionarse. Un buen posicionamiento hay que pagarlo y ahora mismo para competir en sectores competitivos eso sale muy caro, las empresas con unos ingresos de 10.000 euros al mes en servicios online destinan el 20% (más de 2000€/mes) de estos ingresos al posicionamiento y al marketing online.

Mi formación se complementa con dos Máster especializados en servicios de Internet:

Máster en Digital Business y Marketing Online

Máster MBA en Dirección de Empresas Online


Experiencia comercial

Desde mi primer puesto de trabajo, por razones casi forzadas, tuve que enfrentarme a la «calle» como comercial a puerta fría.

La experiencia al principio fue horrible, pero se la recomendaría a todo el mundo porque tu personalidad, el trato con los demás (donde cada persona que te ibas encontrando no tenía nada que ver con la anterior), la forma de enfrentarte a situaciones tan reales como la vida misma, la necesidad de conseguir cumplir unos objetivos mensuales para poder conseguir tus fijos y comisiones. Todo esto te hace cambiar y cuando te das cuenta ya eres una persona distinta, tienes otra personalidad, otra forma de ver las cosas, de pensar y de enfrentarte a los problemas.

Al poco tiempo de empezar como comercial y obtener buenos resultados me pusieron como jefe de ventas con un equipo de casi 30 personas. Otro reto más, captar, enseñar, acompañar, motivar a un equipo humano comercial tampoco iba a ser fácil pero era el cambio natural de progresión cuando una persona obtiene buenos resultados y va escalando hacia puestos de más responsabilidad. Un paso más que suponía nuevas experiencia, nuevos retos, nuevas habilidades y conocimientos por adquirir que me harían crecer profesionalmente.

Después de 4 años como jefe de ventas me inicie en el mundo de las grandes cuentas como ejecutivo comercial, un mundo totalmente distinto, a estas alturas ya tienes que ser un profesional de las ventas y de las relaciones humanas y profesionales. El trato es ya con departamentos de gerencia, recursos humanos, departamentos propios dentro de la empresa, en definitiva, un tipo de clientes que me hicieron cambiar la forma de hacer prospección comercial, con unas operaciones que se alargaban mucho más en el tiempo y empezando a mover unos volúmenes de primas mensuales bastante considerables.

Un año después conseguí un puesto de coordinador comercial en grandes cuentas y ahí estuve los siguientes 6 años hasta que decidí probar suerte por mi cuenta, algo que siempre había deseado y que por fin podía hacer realidad.

Ahora combino todo lo aprendido anteriormente: gestión comercial, marketing online, programación web, E-commerce, gestión de proyectos, gestión de clientes, charlas, motivación.

Además ayudo a las empresas con charlas sobre las nuevas tecnologías, el marketing online, la motivación comercial, el uso de las nuevas tecnologías para la acción comercial en el ámbito local, etc.

Y siempre empiezo mis charlas con la misma frase: «Da igual lo pequeño que seas, Internet puede hacer que los demás te vean tan grande como tú quieras serlo»

Durante todo este tiempo trabajando en el mundo comercial he realizado y recibido multitud de cursos:

-Técnicas de puerta fría y concertación telefónica
-Motivación y gestión de equipos comerciales
-Técnicas de venta
-Prospección y captación comercial
-Técnicas para el cierre de operaciones comerciales
-Venta emocional y consultiva
-Gestión comercial en empresas gran cuenta